Para el escenario mundial que está planteado actualmente, a raíz de la pandemia de coronavirus, analizar teorías conspirativas o plantear suspicacias, no aporta solución alguna. Lo mejor que podemos hacer, es hacernos responsables de lo que nos toca vivir,
y si así lo hacemos, este indeseable momento, es una gran oportunidad.

Si algo deja en evidencia esta crisis, es que no estamos aislados, estamos interconectados con el resto del mundo, tanto física como tecnológicamente. Un virus que se origina en la China, demora nada en ser noticia en Uruguay, y nos contagia en horas.¡Gran oportunidad para concientizarnos!

No somos un paraíso Intocable, pertenecemos a Un Mundo, y quienes lo habitamos, somos Una Vida. Si tomamos conciencia de esto, entonces podemos darnos cuenta, que todas nuestras acciones afectan a la Totalidad. Pertenecemos todos a la misma Vida.

Nada menor para nosotros uruguayos que, por distintas circunstancias, hoy vivimos de un lado o del otro, de una brecha social sin sentido. Ahora es una oportunidad para que como sociedad rescatemos valores como, la SOLIDARIDAD , para apoyar a quien está comprometido en una situación difícil, la EMPATÍA, para participar afectivamente en la realidad del prójimo, y la RESPONSABILIDAD , para tomar el cuidado de nuestras acciones.

Ya no es hora de encontrar las diferencias ni culpables, es hora de unirnos, de ser Uno, porque eso es lo que somos.
Si aprovechamos este momento, entonces el egoísmo no tendría cabida.

Observé con dolor a personas abasteciéndose exageradamente, y desabasteciendo así a los supermercados, de los productos de primera necesidad. El pensamiento que corresponde a tal comportamiento sería:” Yo me salvó, el resto que se joda”. Si vivimos esta crisis de este modo, sin duda no habremos aprendido nada.

Abramos la conciencia para comprender que, si yo te cuido, me estoy cuidando a mí mismo, si te lastimo, yo también me lastimo. Esto no es sólo una reflexión, es lo que enseñó como forma de vida. cada vez que doy un curso, una formación, o una consulta individual.

Un primer paso sería darnos cuenta que todos estamos al servicio de la vida, no al revés. Resulta urgente que lo comprendamos. Lo que estamos viviendo es lo que la vida nos puso adelante. Nuestra responsabilidad para servirla pasa por gestionar la realidad lo mejor posible, dando lo mejor de nosotros mismos. De nada sirve quejarse ni ser presa del miedo.

Deseo que pronto todo vuelva a su normalidad, y nosotros con un poquito más de amor y conciencia, todos somo UNO.

Gracias, Gracias, Gracias
Eduardo Córdoba

Abrir chat
1
Hola
Cúentame en que puedo ayudarte.
Powered by